COMO PUEDO APRENDER A DELEGAR Oscar Onofre - ¿Cómo puedo aprender a delegar?

¿Cómo puedo aprender a delegar?

En el mundo del emprendimiento, uno de los dolores recurrentes, es aprender a delegar, más cuando somos personas aprensivas, creemos que nadie hará las cosas igual de bien, o con el mismo empeño que nosotros. Recuerda un paso a la vez, No somos todólogos.

Recuerda que: 

  • Acepta que se necesita ayuda
  • Comprende que las personas no nacemos sabiendo las cosas. aun cuando sepamos hacer las cosas cada persona tiene un entendimiento del mundo individual.
  • Transmite tu filosofía de trabajo, se paciente, pocas personas pueden leer las mentes.

En base a mi experiencia esos 3 puntos son esenciales, si no logramos estandarizar los puntos anteriores, caeremos en una desesperación explicare a detalle cada punto:

Acepta que se necesita ayuda

Todos necesitamos de todos, es por ello que tenemos infinidad de cosas que nos hacen la vida más práctica, desde los automóviles, decía Henry Ford, si les hubiera dicho a las personas que querían referente al transporte hubieran dicho, un caballo más rápido.

Las computadoras, hornos de microondas, aviones, teléfonos celulares, todo ello se realizó basado en un trabajo en conjunto, recuerda nadie nace aprendiendo, date la oportunidad de delegar, ojo no todos compartirán tu filosofía, pero si eres persistente tenlo por seguro que varias personas estarán encantadas de colaborar contigo. 

Es difícil desprenderse de actividades que hemos hecho nosotros mismos, quédate con las actividades que te gusta hacer, no importan si otras personas lo pueden hacer, elige un par, eso te quitará carga laboral y podrás pensar, tener ideas con más claridad, tendrás más espectro de posibilidades, te sentirás libre.

Todo lo que te comento va a depender del giro de tu empresa, ejemplo: yo sigo vendiendo y haciendo anuncios en mis empresas porque me apasiona. Me llena de energía ver los resultados.

Elige qué actividades te apasionan y sigue haciéndolas, lo demás delégalo.

Comprende que las personas no nacemos sabiendo las cosas aun cuando sepamos hacer las cosas cada persona tiene un entendimiento del entorno de manera individual.

En el mundo cotidiano desde que empieza un nuevo día, la impaciencia se hace presente: desde que no tenemos agua caliente porque se terminó el gas o el panel solar no funciona, posteriormente al llegar al trabajo y/o escuela te das cuenta que se te olvido el material para exponer la presentación a tu jefe o grupo de compañeros.

Todo ello merma nuestra paciencia, todos al llegar a nuestros trabajos, escuela, pasamos por travesías muchas de ellas muy difícil para llegar y sentarnos, siempre ten presente como dice un dicho popular, todos en mayor o menor medida de manera individual cargamos nuestra cruz, nuestras preocupaciones. NO SUPONGAS, PREGUNTA.

Cuando no tenemos referencia de lo que es emprender vamos pian pianito aprendiendo sobre la marcha, vamos en blanco tropiezo tras tropiezo.

Queremos muchas de las ocasiones que las personas nos entiendan a la primera, muchas personas captan sí a la primera, la mayoría no, he ahí nuestro trabajo de ser pacientes, recuerda que tu primer empleado es el pilar de todo, detecta como aprende más rápido, a mí me tomó años pulir ese aspecto, la clave es detectar para que es buena cada persona y explotar su potencial, ahí es cuando se cierra el círculo.

Detectar el talento, eso es otro tema para otro libro, lo cierto es que a mí me ayudó mucho leer sobre psicología y filosofía. Si te interesa ahondar en este tema, tengo mentorías.

Transmite tu filosofía de trabajo

Si enseñamos por enseñar, lo que pasará es que solo contrataremos personal temporal, rotativo que no siente tu filosofía y te la pasarás contrate y contrate.

¿Qué es para mí crear, transmitir nuestra filosofía? Es transmitir como haces las cosas. Si te dedicas a la carpintería, por ejemplo, transmitir cómo seleccionas la madera, cuáles son tus criterios, cómo tratas a los clientes, la importancia de estos, qué consejos les das, cómo los tratas, si tienes algún mantra de agradecimiento, por ejemplo, todas las mañanas acostumbras agradecer por un día más, si logramos pasar esa esencia a 1 persona, ella así lo transmitirá a los demás.

Tenemos que predicar con el ejemplo si decimos que los clientes son importantes y nos escuchan gritando insultando perdemos credibilidad.

Tips Onofre 

Cuando tus clientes te piden algún trabajo, cuando te comentan me atiende Juan es como si tú me atendieras, ahí has logrado tu cometido de transmitir tu filosofía.

Libros que recomiendo:

  • Aprendiendo de los mejores Francisco Alcaide Hernández 
  • El poder de creer en uno mismo Orison S Marden